Saltear navegación
  • Tamaño: A A A
  • Imprimir
  • Correo electrónico
  • Facebook
  • Tuitear
  • Compartir

Trate a sus mascotas como a su familia

alimento seco para perros alimento para mascotas en bol

Como veterinaria y dueña de una mascota entiendo lo que sienten las personas por sus mascotas. Para muchos de nosotros, nuestras mascotas son como un miembro más de la familia.

El alimento para su mascota está regulado por la FDA de un modo similar al de los alimentos para humanos. El alimento para mascotas debe ser seguro para comer, debe producirse bajo condiciones sanitarias, no debe contener ninguna sustancia nociva y debe contar con etiquetas confiables.

A los productos alimenticios para mascotas no se les requiere recibir una aprobación previa a su comercialización, pero la FDA se asegura de que los ingredientes usados en los alimentos para mascotas sean seguros y cumplan una función adecuada.

Considero firmemente que nuestras mascotas deben ser tratadas como a un familiar más en cuanto a la alimentación y seguridad alimentaria. En realidad es bastante fácil cuando uno sabe qué hacer:

  • Mantenga limpios los recipientes para la comida y el agua.

    Usted no comería del mismo plato ni bebería del mismo vaso días tras día, sin lavarlos entre una comida y otra, ¿no es así? De modo que tiene sentido mantener limpios los recipientes para la comida y el agua de su mascota.

    Los perros, los gatos y otras mascotas tienen microbios bacterianos en la boca (¡las personas también!), y estos microbios pueden pasar a los platos de la comida y el agua de la mascota. Si quedan restos de comida en el recipiente, éste se transforma en el lugar ideal para el desarrollo de bacterias y esto puede causar enfermedades en mascotas o en niños pequeños que pudieran jugar con él.

    Recomendamos lavar el recipiente de la comida de su mascota entre cada comida todos los días, y el del agua todos los días o cada dos días.
     
  • Guarde bien el alimento de su mascota.

    Nunca es buena idea dejar las sobras fuera del refrigerador durante la noche y luego dárselas a su familia el día siguiente. Con los alimentos de su mascota pasa exactamente lo mismo.

    Si la comida de la mascota está húmeda, refrigérela inmediatamente o deseche todo resto de comida de mascota húmeda que haya sobrado. Guarde la comida seca y las golosinas para mascotas en un lugar fresco y seco (por debajo de 80º F). De ser posible, almacene los alimentos de su mascota en el envase original dentro de un recipiente de plástico con tapa limpio y mantenga la parte superior de la bolsa cerrada. Lave siempre los recipientes donde guarda los alimentos de su mascota antes de guardar alimentos nuevos.
     
  • Lávese las manos con frecuencia.

    Todos sabemos que debemos lavarnos las manos antes de manipular o preparar la comida. Lo que tal vez no sepa es que debe hacer lo mismo antes y después de manipular el alimento de sus mascotas y darles de comer. Hacer esto ayuda a evitar la contaminación de la comida de mascota con bacterias y otros microorganismos, tales como la salmonela, que pueden causar enfermedades. Si ocurre que sin darnos cuenta la comida se contamina con un organismo que causa enfermedades, lavarnos las manos ayuda a evitar que quien manipula la comida para mascotas se enferme y transmita la enfermedad a otros.

    Lávese siempre las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos antes y después de manipular el alimento de su mascota (incluyendo las golosinas) y servir los platos.

Para más información sobre la comida para mascotas y otros asuntos sobre la seguridad de las mascotas, vea nuestra página Recursos para usted

EtiquetasMascotas | Preparación de alimentos | Cocina | Alimento para mascotas