Saltear navegación
  • Tamaño: A A A
  • Imprimir
  • email
  • Facebook
  • Tuitear
  • Compartir

Seguridad alimentaria en el mercado de productores

Productos alimenticios en los mercados

Hacer compras en un mercado es una excelente manera de conseguir frutas y verduras frescas, y otros alimentos cultivados localmente, para usted y su familia.

A medida que estos mercados se vuelven más populares, recibimos preguntas sobre la seguridad de los alimentos comprados allí. Muchos mercados tienen sus propias normas de seguridad alimentaria y los proveedores deben cumplirlas y cumplir las regulaciones gubernamentales aplicables. Pero, también hay pautas básicas que debe seguir para garantizar la seguridad de los alimentos frescos del mercado.

Productos frescos

  • Antes y después de preparar productos frescos, lávese las manos durante 20 segundos con agua caliente y jabón.
  • Lave bien las frutas y verduras con agua corriente antes de comer, cortar o cocinar. No recomendamos lavar las frutas y verduras con jabón o detergente ni utilizar limpiadores especiales para uso comercial.
  • Incluso si piensa pelar la fruta o verdura antes de comerla, es importante que primero la lave. Cualquier bacteria presente en el exterior de productos, como los melones se puede transferir al interior al cortar o pelar.
  • Asegúrese de refrigerar las frutas y verduras cortadas o peladas en un lapso de dos horas después de su preparación.

Jugos y sidras

Verifique si el jugo o la sidra han sido tratados (pasteurizados) para matar las bacterias dañinas. Las embarazadas, los niños, los adultos mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados solo deben tomar jugos pasteurizados o tratados. Para obtener más información, vea Dos simples medidas para la seguridad de los jugos.

Leches y quesos

  • No compre leche en un mercado de agricultores a menos que pueda confirmar que está pasteurizada. La leche cruda puede albergar microorganismos peligrosos, como salmonela, E. coli y listeria, que pueden representar riesgos graves para su salud y la de su familia. Vea Mitos sobre la leche cruda para obtener información más detallada.
  • Las embarazadas, los adultos mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados están en mayor riesgo de contraer una enfermedad causada por listeria. Una fuente de esta bacteria es un queso blando elaborado con leche sin pasteurizar. Si compra quesos blandos (incluidos el queso feta, Brie, Camembert, quesos con venas azules, queso blanco, queso fresco y panela), revise la etiqueta para asegurarse de que están elaborados con leche pasteurizada o tratada.

Huevos

  • Asegúrese de que los huevos se enfríen adecuadamente en el mercado. La FDA exige que los huevos con cáscara no tratados se deben almacenar y exhibir a 45 °F.
  • Antes de comprar los huevos, abra la caja para asegurarse de que están limpios y que ninguno está cascado.

Carne

  • Asegúrese de que la carne se enfríe adecuadamente en el mercado. La carne debe mantenerse en neveras cerradas con cantidades adecuadas de hielo para mantener la temperatura baja.
  • Lleve una bolsa térmica o nevera al mercado para mantener la carne fresca en el camino a casa.
  • Asegúrese de mantener separada la carne de otros alimentos para que los jugos de la carne cruda (que pueden contener bacterias peligrosas) no entren en contacto con otros productos alimenticios.

Si tiene algún comentario sobre la seguridad alimentaria en el mercado de agricultores, no dude en enviarlo aquí. Si tiene una pregunta y necesita una respuesta rápida, visite la página Consultar a expertos.

Publicado en: Alimentación fuera de casaEtiquetas: Queso | Sidra | Jugo | Mercado | Leche | Productos frescos