Saltear navegación
  • Tamaño: A A A
  • Imprimir
  • email
  • Facebook
  • Tuitear
  • Compartir

Las otras compras festivas: compra de comestibles

Durante la temporada festiva, parece que todo lo que hacemos es comprar, comprar y comprar. Si bien no prestar atención a la compra de los regalos festivos pone en riesgo a su billetera, no prestar atención al momento de comprar comestibles puede poner en riesgo su salud.

Si no toma ciertas medidas de seguridad mientras realiza sus compras de comestibles, puede correr el riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria. Al momento de hacer las compras es cuando debe comenzar con la manipulación segura de los alimentos. Siga estas recomendaciones para asegurarse de que la comida que lleva a casa es segura.

  1. Mantenga las carnes, aves de corral, pescados y mariscos separados de otros alimentos en su carrito de compras. Esto evitará que los jugos de la carne que pueden contener bacterias no entren en contacto con los otros artículos en su carrito de compras. Al envolver estos alimentos crudos en una bolsa de plástico adicional, por lo general provista siempre cerca del lugar donde está la carne, puede evitar que los demás alimentos se contaminen con posibles derrames.
  2. Compre alimentos no perecederos. Si los alimentos pueden permanecer a temperatura ambiente por más de 2 horas, pueden comenzar a desarrollar las bacterias que causan la intoxicación alimentaria. A menudo, cuando hacemos las compras durante la temporada festiva compramos alimentos poco comunes a granel. El tiempo extra que se necesita para encontrar estos artículos significa que tardamos más recorriendo la tienda. Una gran cantidad de personas en la tienda también significa que su pago puede tardar más de lo habitual.

Estos retrasos pueden acumularse rápidamente y los productos perecederos pueden permanecer sin refrigerarse durante mucho más tiempo. Si compra los alimentos fríos al final de su recorrido, no tendrá que preocuparse por el tiempo que tardó buscando la nuez moscada.

  1. Pida al cajero que coloque las carnes, aves de corral y mariscos en una bolsa separada. De esta manera no tendrá que preocuparse por los derrames de jugos de las carnes crudas que pueden contaminar los productos listos para consumir, como el pan o los pasteles.
  2. Compre un termómetro para carnes. Si aún no tiene un termómetro para carnes, asegúrese de conseguir este elemento básico de cocina en su próxima visita a la tienda de comestibles. Un termómetro lo ayudará a asegurarse de que todos sus platos estén totalmente cocidos durante estas fiestas. El color o la textura de los alimentos no indica con precisión que estos alcanzaron una temperatura lo suficientemente alta como para eliminar las bacterias.

Del mismo modo que sigue un procedimiento para el almacenamiento de sus regalos festivos cuando llega a casa, debe tener un sistema para almacenar sus alimentos. Es importante colocar inmediatamente sus alimentos fríos en el refrigerador o el congelador para evitar que alcancen una temperatura apta para el desarrollo de bacterias.

Al colocar los alimentos en el refrigerador, debe colocar las carnes crudas, aves de corral y mariscos en el estante inferior del refrigerador, para evitar el derrame de jugos encima de los alimentos listos para consumir. Para evitar la contaminación cruzada de los jugos de las carnes crudas, coloque la carne cruda en una bandeja o un recipiente similar que contenga los derrames.

Publicado en: Seguridad AlimentariaEtiquetas: Compra de alimentos