Saltear navegación
  • Tamaño: A A A
  • Imprimir
  • email
  • Facebook
  • Tuitear
  • Compartir

Cómo evitar la intoxicación alimentaria en la fiesta de la oficina

mini sándwiches

La mayoría de las oficinas organizan algún tipo de reunión durante esta época del año, y es posible que le pidan que lleve un platillo. Si no prepara un platillo para llevar a la oficina, es posible que lo haga para otro encuentro con la familia o amigos. Siga estos consejos para asegurarse de que sus comensales recuerden su agradable contribución, en lugar de un mal caso de intoxicación alimentaria.

Consejo 1: conserve los alimentos calientes, calientes. A los platos calientes es mejor servirlos inmediatamente después de cocinarlos o recalentarlos. Si tiene planificado servir un plato caliente en la fiesta de la oficina, sáquelo directamente del horno y colóquelo en una bolsa térmica o en un recipiente para comida caliente. Si no puede servirlo ni bien llega, llévelo nuevamente al horno. Otra alternativa es dejar que se enfríe por completo y transportarlo según el consejo 2. Una vez que llegue a la oficina recalentarlo en un microondas, la cocina o el horno a 165 °F.

Consejo 2: Conserve los alimentos fríos, fríos. Los platos fríos deben mantenerse en el refrigerador durante el mayor tiempo posible. Cuando transporte platos fríos, colóquelos en una nevera con mucho hielo o paquetes de gel congelado. Usar un termómetro para refrigerador en la nevera es una forma útil de asegurarse de que los alimentos permanecen a una temperatura de enfriamiento adecuada de 40 °F o menos.

Consejo 4: use varias fuentes pequeñas. Tanto los alimentos fríos como calientes deben prepararse y servirse en varias fuentes pequeñas y no en una grande. De esta manera puede mantener los alimentos a temperaturas seguras (los alimentos fríos por debajo de los 40 °F y los alimentos calientes por encima de los 140 °F) hasta que los invitados estén listos para comer.

Consejo 5: Controle el tiempo. Controle cuánto tiempo han permanecido los alimentos en la mesa de buffet y deseche aquellos que hayan permanecido durante más de dos horas. Nunca debe dejar los alimentos perecederos, como la carne de res, carne de aves de corral, huevos y guisados en la "zona de peligro" durante más de dos horas. La zona de peligro, donde las bacterias se multiplican rápidamente, se registra entre los 40 °F y 140 °F. Pasadas las dos horas, es posible que se hayan desarrollado bacterias que pueden poner en riesgo la salud de los invitados. Las excepciones a la zona de peligro incluyen los alimentos listos para comer como las galletas, el pan y las frutas enteras.

Si sigue estos consejos, evitará que aquellos que disfrutan de sus platos padezcan una intoxicación alimentaria.

Publicado en: Influenza de temporadaEtiquetas: Fiestas