Saltear navegación
  • Tamaño: A A A
  • Imprimir
  • email
  • Facebook
  • Tuitear
  • Compartir

Cuidar la seguridad alimentaria en Año Nuevo no es difícil

familia en la cocina

Incluir a la seguridad alimentaria en nuestras decisiones de Año Nuevo es una tarea fácil. Algunos cambios que las personas deciden hacer son grandes y difíciles, como perder 40 libras o entrenar para una maratón, y se dejan de lado por la presión laboral, las responsabilidades familiares, etc. Pero la decisión de seguir pasos pequeños y sencillos para cuidar la seguridad alimentaria en Año Nuevo no significa un cambio tan grande o difícil y puede suponer una gran gratificación.

Le presentamos 3 razones para cuidar la seguridad alimentaria en Año Nuevo.

  1. Incluso si los síntomas no suelen durar mucho tiempo en la mayoría de las personas sanas, unas horas o unos días, y por lo general desaparecen sin tratamiento médico, es probable que no desee perderse los eventos laborales, escolares, familiares y sociales.
  2. Las enfermedades de origen alimentario pueden ser graves, incluso poner en riesgo la vida de cualquier persona, y especialmente las que corren un mayor riesgo, como los adultos mayores, los bebés y los niños pequeños, embarazadas y personas con cáncer, diabetes, o cualquier otra afección que debilite su sistema inmunológico.
  3. Las amenazas a la seguridad alimentaria evolucionan constantemente. Surgen nuevos organismos que causan enfermedades y los agentes patógenos ya conocidos se tornan más virulentos.

Consulte estas sugerencias de decisiones que le ayudarán a eliminar las enfermedades de origen alimentario de su vida y la de su familia.

Descripción: logotipo de Foodsafety.gov para "Limpiar"Limpiar: tome la decisión de lavarse las manos antes y después de manipular los alimentos para evitar la diseminación de bacterias. Para hacerlo de manera eficaz, moje sus manos con agua corriente limpia (caliente o fría) y aplique jabón. Frote sus manos para hacer espuma y restriegue bien durante un mínimo de 20 segundos. Séquese con una toalla de papel limpia o secador de aire.

Descripción: logotipo de Foodsafety.gov para "Separar"Separar: decídase a usar diferentes tablas de cortar para evitar la transferencia de bacterias de un alimento a otro. Utilice una para carnes, aves de corral, pescados y mariscos, y la otra para los alimentos listos para comer. Si adquiere una nueva tabla de cortar, compre una que sea apta para lavavajillas. El agua muy caliente y el detergente fuerte que se usan normalmente en los lavavajillas pueden eliminar muchas bacterias.

Descripción: logotipo de Foodsafety.gov para "Cocinar" Cocinar: use un termómetro para alimentos para garantizar que la carne de res, aves de corral, pescados y guisados se cocinen a una temperatura interna segura, que sea lo suficientemente caliente como para matar posibles patógenos.

Descripción: logotipo de Foodsafety.gov para  "Enfriar"Enfriar: de modo similar, tome la decisión de conseguir un termómetro para electrodomésticos para asegurarse de que su refrigerador esté a una temperatura de 40 ºF o inferior. Entre 40 ºF y 140 ºF es la zona de peligro, donde las bacterias se multiplican rápidamente. Mientras más bacterias haya, más probabilidades habrá de que alguien se enferme.

Para obtener más información, vea estos recursos:


¿Desea comentar en este blog? Visite nuestras páginas en Facebook Salir de descargo de responsabilidad o Twitter Salir de descargo de responsabilidad para compartir sus opiniones e iniciar una conversación.

Publicado en: Revise sus pasos | De temporada