Saltear navegación
  • Tamaño: A A A
  • Imprimir
  • email
  • Facebook
  • Tuitear
  • Compartir

Obtenga información acerca de la infección por E. coli y la seguridad alimentaria

Familia haciendo hamburguesas a la parrilla en el parque.Aunque la mayoría de los tipos de E. coli son inofensivos, algunos pueden provocar enfermedades. Obtenga información sobre la bacteria E. coli y lo que puede hacer para reducir el riesgo de una infección.

¿Qué es Escherichia coli?

Escherichia coli (abreviado E. coli) son bacterias presentes en el medioambiente, los alimentos y en los intestinos de personas y animales.

La mayoría de los tipos de E. coli son inofensivos y además son parte importante de un tracto intestinal saludable en los seres humanos. Sin embargo, algunos tipos de E. coli pueden causar diarrea, infecciones en el tracto urinario, enfermedades respiratorias, infecciones en el torrente sanguíneo y otras enfermedades. Los tipos de E. coli que causan enfermedades pueden transmitirse a través de agua o alimentos contaminados, o a través del contacto con animales o personas.

¿Qué es el E. coli productor de toxinas Shiga?

Un tipo particular de E. coli causa enfermedades al producir una toxina llamada Shiga. La bacteria que produce estas toxinas se llama "E. coli, productor de toxinas Shiga", y se abrevia STEC. Generalmente, el STEC se subdivide en dos categorías: E.coli O157 y STEC no O157.

  • Tipo más común de STEC: las infecciones por STEC que se identifican con mayor frecuencia América del Norte son E. coli O157:H7 (generalmente, se abrevia E. coli O157 o simplemente O157). Cuando escucha en el noticiero informes sobre brotes de infecciones por E. coli, en general hablan de E. coli O157.
  • Otros tipos de STEC: otros tipos de E. coli en el patotipo de STEC con frecuencia se conocen como "STEC no O157".

¿Quién se contagia infecciones por STEC?

Pueden enfermarse personas de cualquier edad. Los niños muy pequeños son más propensos que otros a sufrir cuadros graves y una complicación llamada síndrome urémico hemolítico, pero incluso los niños más grandes y los adultos pueden enfermarse gravemente.

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones por STEC?

Los síntomas de las infecciones por STEC varían entre una persona y otra, pero habitualmente incluyen dolores estomacales fuertes, diarrea (frecuentemente con sangre) y vómitos. Si hay fiebre, por lo general no es muy alta (menos de 101 ˚F). La mayoría de las personas mejora en 5 a 7 días. Algunas infecciones son leves, pero otras son graves e incluso pueden ser mortales.

Alrededor del 5-10% de las personas diagnosticadas con la infección por E. coli O157 desarrollan una complicación que pone la vida en riesgo conocida como síndrome urémico hemolítico (SUH). Algunos indicios de que una persona está sufriendo SUH incluyen micción menos frecuente, sensación de cansancio extremo y pérdida del color rosado de las mejillas y en la parte interior de los párpados inferiores. Las personas con SUH deber ser hospitalizadas porque sus riñones pueden dejar de funcionar y podrían desarrollar otros problemas graves. La mayoría de las personas con SUH se recuperan en algunas semanas, pero otras sufren daño permanente o mueren.

Comuníquese con su proveedor de atención médica si tiene diarrea que dura por más de 3 días, o está acompañada por fiebre alta, deposiciones con sangre o vómitos frecuentes que no le permiten retener líquidos y produce muy poca orina.

¿Cómo se pueden prevenir las infecciones por STEC?

  • Conozca su riesgo de intoxicación alimentaria. Las personas con un mayor riesgo de sufrir una enfermedad de origen alimentario son la embarazadas, los recién nacidos, los niños, los adultos mayores y las personas con un sistemas inmunitarios débiles.
  • Adopte prácticas apropiadas de higiene, especialmente lávese bien las manos.
    • Lávese bien las manos después de usar el baño, cambiar pañales y antes de preparar alimentos o comer.
    • Lávese bien las manos después de tocar animales o sus entornos (en granjas, zoológicos interactivos, ferias, incluso en su propio patio).
    • Lávese bien las manos antes de preparar o darle el biberón o la comida a bebés o niños pequeños, antes de tocar la boca de un bebé o niño pequeño y antes de tocar chupetes u otras cosas que tengan contacto con la boca de un bebé o niño pequeño.
    • Mantenga limpios todos los objetos que los bebés y niños pequeños se llevan a la boca (como chupetes y mordillos).
    • Si el agua y el jabón no son suficientes, use desinfectante para las manos a base de alcohol. Estos productos con alcohol reducen rápidamente la cantidad de gérmenes en las manos en algunas situaciones, pero no sustituyen el lavado con agua corriente y jabón.
  • Siga las pautas para limpiar, separar, cocinar, enfriar que se encuentran en FoodSafety.gov.
  • Cocine bien los alimentos. Los filetes y asados (incluso aquellos que fueron ablandados mecánicamente/mediante agujas) deben cocinarse a una temperatura interna mínima de 145 °F (62.6 ˚C) y reposar por al menos 3 minutos para una mayor seguridad y calidad. Los productos con carne molida deben cocinarse a una temperatura interna mínima de 160 °F (70 ˚C). Siempre use un termómetro para alimentos para verificar la temperatura, ya que el color de la carne no es un indicador confiable de que la carne se haya cocinado a la temperatura interna segura.
  • Evite la contaminación cruzada en las áreas donde prepara los alimentos al lavarse bien las manos, encimeras, tablas de cortar y utensilios después del contacto con carnes crudas.
  • Evite consumir leche cruda, productos lácteos no pasteurizados y jugos no pasteurizados (como sidras de manzanas frescas).
  • Evite tragar agua al nadar y al jugar en lagos, estanques, arroyos, piscinas y piscinas para niños en el patio.

Lea el artículo completo de los CDC, E. coli, productor de toxinas Shiga y seguridad alimentaria.


¿Desea comentar en este blog? Visite nuestras páginas en Facebook Salir de descargo de responsabilidad o Twitter Salir de descargo de responsabilidad para compartir sus opiniones e iniciar una conversación.

Publicado en: En riesgo | Bacterias/virusEtiquetas: Seguridad Alimentaria