Sendero de navegación

4 pasos para la seguridad alimentaria

¿Cómo se previene una intoxicación alimentaria?

¿Sabía que 1 de cada 6 estadounidenses se enfermará por intoxicación alimentaria este año? La intoxicación alimentaria no solo envía a 128,000 estadounidenses al hospital cada año, sino que también puede tener consecuencias a largo plazo para la salud. Seguir estos cuatro pasos simples, limpiar, separar, cocinar y enfriar , puede ayudar a su familia a protegerse de una intoxicación alimentaria en su casa.

Limpiar: lávese las manos y limpie los utensilios y las superficies con frecuencia

Los gérmenes causantes de enfermedades sobreviven en muchos lugares alrededor de la cocina como los alimentos, sus manos, los utensilios y las tablas de cortar.

Lávese las manos de forma correcta:

  • Use jabón común y agua, evite el jabón antibacteriano y lávese el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas durante al menos 20 segundos. ¿Necesita un cronómetro? Cante dos veces la canción del "feliz cumpleaños" completa.
  • Enjuague sus manos y luego séquelas con una toalla limpia.
  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente durante los momentos clave en que los gérmenes pueden propagarse:
    • Antes, durante y después de preparar comida
    • Después de manipular carne de res, carne de aves de corral y mariscos crudos —o sus jugos— o huevos no cocidos
    • Antes de comer
    • Después de ir al baño
    • Después de cambiar pañales o asear a un niño que haya ido al baño
    • Después de tocar a un animal, darle de comer o limpiar sus heces
    • Después de tocar basura
    • Antes y después de cuidar a alguien enfermo
    • Antes y después de curar un corte o una herida
    • Después de limpiarse la nariz, toser o estornudar

Lave las superficies y los utensilios luego de cada uso:

  • Lave las tablas de cortar, los platos, los utensilios y las superficies de la cocina con agua caliente y jabón, especialmente después de manipular carne de res, aves de corral, mariscos o huevos crudos.
  • Lave los paños de cocina con frecuencia en la lavadora, en un ciclo de lavado con agua caliente.

Lave las frutas y las verduras, pero no la carne de res, las aves de corral o los huevos:

  • Retire toda área golpeada o dañada de las frutas y las verduras y luego enjuáguelas debajo del agua corriente sin jabón, lejía ni productos comerciales.
  • Limpie las frutas y las verduras firmes, como melones o pepinos, con un cepillo limpio para frutas y verduras.
  • Seque las frutas y las verduras con una toalla de papel o un paño de tela limpio.
  • No lave la carne, las aves de corral ni los huevos, ni las frutas y las verduras en bolsas que tengan la leyenda "prelavado".

Información adicional:

Consejos rápidos de seguridad alimentaria: Limpiar (FDA)

La limpieza ayuda a prevenir enfermedades transmitidas por alimentos (USDA)

Separar: evite la contaminación cruzada

Use platos y tablas de cortar diferentes para frutas y verduras y para carne de res, aves de corral, mariscos y huevos:

  • Use una tabla de cortar para frutas y verduras frescas u otros alimentos que no se cocinan antes de comer y otra para carne de res, aves de corral o mariscos crudos. Reemplácelas cuando estén muy gastadas.
  • Utilice platos y utensilios distintos para los alimentos crudos y cocidos.
  • Lave minuciosamente todos los platos, los utensilios y las tablas de cortar que hayan estado en contacto con carne de res, aves de corral, mariscos o huevos crudos antes de volver a usarlos. Utilice agua caliente con detergente.

Mantenga determinados tipos de alimentos separados:

  • En su carrito de compras, separe la carne de res, las aves de corral, los mariscos y los huevos crudos de otros alimentos y ponga los paquetes de carne de res, aves de corral y mariscos crudos en bolsas de plástico, si es posible. En el momento de pagar, ponga la carne de res, las aves de corral y los mariscos crudos en bolsas individuales separadas de otros alimentos.
  • En su casa, ponga la carne de res, las aves de corral y los mariscos crudos en recipientes o bolsas de plástico selladas. Congélelos si no piensa usarlos en los próximos días.
  • En el refrigerador, mantenga los huevos en su caja original y guárdelos en el compartimento principal, no en la puerta.

Información adicional:

Consejos rápidos de seguridad alimentaria: Separar (FDA)

Sea inteligente. Mantenga los alimentos separados. Evite la contaminación cruzada. (USDA)

Cocine a la temperatura adecuada

Los alimentos se cocinan de manera segura cuando la temperatura interior es lo suficientemente alta como para matar los gérmenes que pueden causarle enfermedades:

  • Use un termómetro para alimentos para verificar que su comida sea segura. Cuando considere que sus alimentos están listos, ponga el termómetro para alimentos en la parte de mayor grosor de la comida y asegúrese de no tocar hueso, grasa o cartílago.
  • Consulte nuestra Tabla de temperaturas mínimas de cocción para asegurarse de que sus alimentos hayan alcanzado una temperatura segura.

Mantenga la comida caliente (140 ˚F o más) después de cocinarla:

Si no servirá la comida inmediatamente después de cocinarla, manténgala a una temperatura fuera de la zona de peligro utilizando una fuente de calor como un escalfador, una bandeja térmica o una olla de cocción lenta.

Caliente bien los alimentos en el microondas (a 165 ˚F o más):

  • Lea las instrucciones del paquete para cocinar y sígalas exactamente para asegurarse de que los alimentos estén bien cocidos.
  • Si la etiqueta de los alimentos dice: "Deje reposar durante x minutos después de cocinar", siga las instrucciones; dejar reposar los alimentos en el microondas durante unos minutos permite que las áreas más frías absorban el calor de las áreas más calientes.
  • Revuelva la comida en la mitad del proceso de calentamiento. Siga las instrucciones del paquete para alimentos congelados preparados comercialmente; algunos no están hechos para revolverse mientras se calientan.

Siga las pautas especiales para parrillas y ahumadores:

Información adicional:

Consejos rápidos de seguridad alimentaria: Cocinar (FDA)

Parrilladas y seguridad alimentaria (USDA)

¿Ya está cocida? (USDA)

Termómetros para cocina (USDA)

Enfriar: refrigere y congele los alimentos adecuadamente

Refrigere los alimentos perecederos en un plazo de 2 horas:

  • Las bacterias que causan intoxicación alimentaria se multiplican rápidamente entre los 40 °F y los 140 °F.
  • Su refrigerador debe fijarse a 40 °F o menos y su congelador a 0 °F o menos. Use un termómetro para electrodomésticos para asegurarse.
  • Nunca deje alimentos perecederos fuera del refrigerador durante más de 2 horas. Si el alimento está expuesto a temperaturas superiores a 90 °F (como en un auto a alta temperatura o un picnic de verano), refrigérelo en un plazo de 1 hora.
  • Las sobras deben colocarse en recipientes poco profundos y deben refrigerarse de inmediato para que se enfríen rápidamente.
  • Jamás descongele ni marine alimentos en la encimera. La manera más segura de descongelar o marinar carne de res, aves de corral y mariscos es dentro el refrigerador.
  • El congelador no destruye los gérmenes nocivos, pero conserva los alimentos hasta que pueda cocinarlos.
  • Conozca cuándo debe desechar alimentos al consultar nuestra tabla Tiempos recomendados de almacenamiento. Asegúrese de desechar los alimentos antes de que se desarrollen las bacterias dañinas.

Información adicional:

Consejos rápidos de seguridad alimentaria: Enfriar (FDA)

Refrigeración y seguridad alimentaria (USDA)

Sobras y seguridad alimentaria (USDA)

Fecha de la última modificación